Herpes genital: ¿estás en riesgo?
Asesoría telefónica las 24 Horas 3177159107
Sede Medellín: (4) 4483422 - (4) 2312719 - 3154335050
Sede Bogotá: (1) 4823262 - 3162379391
Comunícate con nosotros

Artículos | Herpes genital: ¿estás en riesgo?

Herpes genital: ¿estás en riesgo?

Herpes genital: ¿estás en riesgo?

Recientemente se descubrió que las úlceras de la boca (aftas o fuegos) pueden manifestarse también en los genitales.

Esas pequeñas heridas que salen en la parte de adentro o afuera de la boca son muy comunes, pero lo que no es común es el conocimiento de que estas llagas son la manifestación del virus del herpes, y que pueden provocar herpes genital.

 

Tipos del virus y formas de contagio
Existen dos tipos de virus: el tipo 1 (HSV-1) normalmente causa herpes bucal, una infección que se manifiesta en los labios y en la boca. Sus síntomas son úlceras o aftas, y antes se creía que este tipo no provocaba herpes genital, hasta recientemente. Especialmente en personas que inician su vida sexual cuando son muy jóvenes, el tipo 1 puede manifestarse en los genitales, aunque en la mayoría de los casos, el herpes genital es provocado por el tipo 2 (HSV-2).

La forma de contagio más común del herpes tipo 1 es al besarse, pero también puede transmitirse durante el sexo oral (contacto de la boca con el pene, la vagina o el ano). El herpes tipo 2 se contagia frecuentemente con sexo vaginal y anal. Ambos tipos pueden pasarse de los genitales a la boca o de la boca a los genitales.

En las mujeres se tiene mayor riesgo de ser contagiadas (una de cada cuatro mujeres tiene el virus, mientras que sólo uno de cada cinco hombres lo tiene) debido a la fisiología de la vagina que la hace más "vulnerable" que la del pene.

Es importante saber que ambos tipos del virus no resisten por mucho tiempo fuera de un organismo vivo, por lo que el riesgo de contraer herpes por compartir el baño es extremadamente bajo.

 

Síntomas, prevención y tratamiento
Pocos días después del contacto con alguien que tenía herpes se puede experimentar:

  • comezón alrededor de tus genitales o ano
  • notar áreas rojizas o en carne viva
  • úlceras o aftas en tu vagina, pompas, área del recto o muslos
  • tener dolor de cabeza, de espalda, síntomas parecidos a la gripa como fiebre y cansancio.
  • Por otro lado, puede ser que no experimentes ningún síntoma.

 

Usar condón sólo te protege si el área infectada está cubierta: si tu pareja tiene úlceras en el ano o en las pompas y entran en contacto con tus genitales, puedes contagiarte. La única forma 100% eficaz de evitar el contagio es la abstinencia, tener sexo oral o anal con alguien infectado también es riesgoso.

No existe cura para el herpes genital, pero los síntomas pueden reducirse y prevenirse con un tratamiento que consiste en medicamentos antivirales. Éstos reducen el riesgo de contagiar el virus a alguien más, pero se deben tomar diariamente.


Servicios
Asesoría en Embarazo no Deseado

Asesoría en Embarazo no Deseado

Interrupción  voluntaria del embarazo

Interrupción voluntaria del embarazo

Tratamiento del Aborto Incompleto

Tratamiento del Aborto Incompleto

Ginecologia

Ginecologia

Chequeo Ginecológico Preventivo

Chequeo Ginecológico Preventivo

Asesoría en Anticoncepción

Asesoría en Anticoncepción

Disfunciónes Sexuales

Disfunciónes Sexuales

Tratamiento de ETS

Tratamiento de ETS

Urología

Urología

Medicina General

Medicina General

Asesoría Medica Virtual

Asesoría Medica Virtual

Ecografia

Ecografia

Quienes somos

Titulo..

Mensaje..

×


Aceptar


Aceptar