Whatsapp Unimédicos
Whatsapp Unimédicos
Asesoría telefónica las 24 Horas 3177159107
Sede Medellin: (4)4483422 - (4)4089397 - 3154335050
Sede Bogota: (1)4823262 - 3162379391
Comunícate con nosotros
Unimédicos

Artículos | Higiene íntima masculina

Higiene íntima masculina

Higiene íntima masculina

Siempre se habla de lo importante que es una correcta higiene íntima en el cuerpo de la mujer, y es totalmente cierto. Muchos factores como los pantalones ajustados, el uso de baños públicos, la depilación o la utilización de tampones, pueden alterar el ritmo normal de nuestra flora bacteriana, llegando a producirse infecciones e inflamaciones en la zona.

 

Pese a ello, no podemos olvidar que también durante las relaciones sexuales corremos el riesgo de sufrir alguna anomalía infecciosa en la vulva, y por ello es importante que el hombre también sea cuidadoso con su higiene íntima, puesto que la prevención de dos hará más seguro que lo que tiene que ser un acto placentero siga siendo eso y no un despliegue de molestias posteriores.

 

El pH de la zona íntima masculina es distinto al de la zona femenina, así como también la flora bacteriana y el grado de hidratación. Por ello, es recomendable una correcta higiene de la zona íntima masculina. De esta manera, evitaremos que las diferentes situaciones a las que se expone dicha zona generen molestias tales como enrojecimiento, inflamación o picor.

 

Área genital masculina

El aparato genital externo masculino está integrado por el pene y el prepucio y es una de las partes más sensibles de la anatomía masculina. Se caracteriza (en hombres no circuncidados) por presentar una secreción procedente del recambio celular del glande y porción interna del prepucio (esmegma) acumulable en el espacio balano prepucial. Esta secreción que protege y lubrica el espacio prepucial requiere de una minuciosa higiene ya que además de presentar un fuerte olor característico puede ser el origen de irritaciones tanto del glande como del prepucio o de ambos.

.

 

Hábitos de Higiene en el hombre

Los hombres a menudo descuidan esta práctica, lo que puede llevarles a generar hongos, bacterias e infecciones. La mejor manera de evitarlo es seguir los siguientes consejos en forma de ritual de higiene diaria:

 

  • Los hombres no circuncidados, es decir, aquellos que tienen el prepucio presente, si la limpieza no se realiza diariamente, tiende a acumularse una secreción blanca, llamada esmegma, la cual con los días adquiere mal olor y puede generar procesos infecciosos muy molestos.
  • el hombre no circuncidado debe deslizar hacia atrás el prepucio para exponer en su totalidad el glande y localizar el frenillo y así poderlos limpiar adecuadamente.
  • El hombre que ya fue circuncidado, y por ende no tiene prepucio, le resulta más fácil lavar estas áreas, porque están expuestas, y son evidentemente visibles. Una vez concluida la limpieza del pene, continuar con el vello púbico, y la bolsa testicular o escroto, aplicando agua y jabón de manera abundante.
  • Hay que darle la debida atención al área de la ingle, sobre todo al pliegue que se forma donde la pierna se une al tronco del cuerpo. En esta zona además de la aplicación del agua y el jabón es particularmente importante secarla de manera exhaustiva, ya sea con una toalla o usando las secadoras de pelo, con aire frío.
  • La importancia de dejar seco el pliegue inguinal, es que la humedad en esta zona tiende a propiciar la aparición de hongos, que son muy molestos aunque inofensivos, los cuales generan irritación y un fuerte escozor.
  • La región anal, también debe ser motivo de una limpieza diaria, aun cuando no se mantengan prácticas anales, hay que remover restos. No se deben utilizar desodorantes ni fragancias en el área genital porque pueden provocar fuertes irritaciones.
  • Es recomendable utilizar una toalla distinta de la que tengamos para el cuerpo y dejar la zona bien seca, también la ingle.
  • Es importante para el hombre que, tras las relaciones sexuales, lave sus genitales, sobre todo cuando se ha hecho durante el ciclo menstrual de la mujer, lo que puede provocar que, si hay restos de sangre, se generen microbios.
  • Es importante para el hombre que, tras las relaciones sexuales, lave sus genitales, sobre todo cuando se ha hecho durante el ciclo menstrual de la mujer, lo que puede provocar que, si hay restos de sangre, se generen microbios.

Servicios
Interrupción  voluntaria del embarazo

Interrupción voluntaria del embarazo

Tratamiento del Aborto Incompleto

Tratamiento del Aborto Incompleto

Ginecología

Ginecología

Asesoría en Anticoncepción

Asesoría en Anticoncepción

Disfunciones Sexuales

Disfunciones Sexuales

Tratamiento de ETS

Tratamiento de ETS

Urología

Urología

Medicina General

Medicina General

Asesoría Médica Virtual

Asesoría Médica Virtual

Ecografía

Ecografía

Quienes somos

Titulo..

Mensaje..

×


Aceptar


Aceptar